LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA SIGUE ANULANDO COMPRAS DE VALORES SANTANDER

La Audiencia Provincial de Barcelona sigue anulando los contratos de adquisición de los Valores Santander. A continuación resumimos algunas de las Resoluciones más recientes:

Sentencia de la Sección 19, de fecha 10 -04-2018: 

  • Desestima que la acción esté caducada como sí lo establece el Juzgador de Primera Instancia. Sustenta que el plazo de los cuatro años no puede empezar a contar hasta que los clientes no tienen datos evidentes de que contrataron un producto complejo. Fija el inicio del plazo en el momento de la conversión obligatoria de este producto a acciones ( octubre 2012)
  • Los Valores Santander son un producto complejo por la similitud que guarda con  otro producto muy similar comercializado por Banco Popular que el Tribunal Supremo calificó como complejo
  • La tenencia de imposiciones a plazo fijo, obligaciones subordinadas de otra Entidad, o seguros son prueba de que los clientes conocieran la naturaleza arriesgada del producto
  • No existe información pre-contractual y el Banco no ha acreditado la entrega del Tríptico informativo al no constar la firma de los clientes en éste documento. No se tiene en cuenta la declaración del testigo que afirma haberlo entregado por cuanto esta afirmación no se puede corroborar con el documento.
  • Explica el principal riesgo de los Valores Santander. Da por acreditado que el Banco no explicó este riesgo al cliente, UNA MERCANTIL.  Lo expresa de la siguiente manera: “el riesgo de la inversión dependía del valor de las acciones en el momento de la conversiónpues el valor de referencia no era el de la cotización en el momento del canje, sino el precio previamente determinado por referencia al momento de la emisión. Si en el momento de la conversión la cotización de la acción fuera superior a esos 16,04 euros (o el precio que resultó tras haberse producido una ampliación de capital), el inversor ganaba dinero pues adquiría acciones a un precio más bajo que el de mercado; si, por el contrario, el valor de la acción fuera inferior al precio indicado, el inversor perdía dinero porque entonces recibía acciones a un precio superior al de mercado. Esto último fue lo que sucedió, por la caída general de las cotizaciones durante los años de crisis económicade modo que el día 4 de octubre de 2012, al producirse la conversión forzosa de los valores en acciones a la cotización predeterminada, el precio inicialmente fijado (que por sucesivas ampliaciones de capital había quedado minorado a la suma de 12,96 euros) resultó muy superior al de la cotización de las acciones en el mercado.”

Sentencia de la sección 17, de fecha 02-03-2018: 

  • Reprocha a Banco Santander que comercializara el producto como de riesgo medio, según su calificación como “producto amarillo”, cuando se trataba de un producto que no garantizaba la recuperación del capital invertido en el momento de la conversión en acciones, debiéndose de calificar como “producto rojo” según el sistema propio de calificación del Banco.
  • En el Típtico informativo no consta el nivel de riesgo del producto ni la posibilidad de perder el nominal de la inversión
  • Existió una labor de asesoramiento financiero por parte del Banco quien seleccionó a los clientes para ofrecérselo.

Sentencia de la sección 17, de fecha 23 de febrero de 2018: 

  • El Banco no solicitó la declaración de los clientes por lo que no pudo valorarse su declaración. Tampoco se ha podido valorar la declaración del testigo por cuanto no intervino en la comercialización de los Valores Santander.
  • No se recabó información sobre el perfil de los clientes ni se los calificó en uno de los grupos de clientes que se especifican en el Manual Interno de Procedimientos del Banco.
  • No se informó en la fase pre-contractual y no se puede tener en cuenta la advertencia contenida en los contratos de que los clientes conocen los riesgos del producto cuando el Banco no lo ha acreditado.

 

Si eres un cliente afectado por la compra de bonos obligatoriamente convertibles en acciones ( Bonos Popular, Valores Santander, …), puedes llamar al 937605377 y recibir más información.

 

close-up-of-piggy-bank-and-banknotes_1098-949

Siguen anulándose contratos de Valores Santander en los Juzgados

El Juzgado nº 12 de Barcelona ha condenado a Banco Santander a devolver a unos clientes 70.000 €  por la adquisición de Valores Santander.

La Sentencia se apoya en numerosas resoluciones para determinar que el producto es complejo y arriesgado.

La iniciativa del ofrecimiento del producto partió del empleado del Banco quien llamó a los clientes quienes estaban pasando unas vacaciones fuera de Barcelona para ofrecerles el producto.

Considera que a pesar de que correspondía a Banco Santander acreditar que proporcionó una adecuada información a los clientes, en especial sobre los riesgos de la operación, no lo ha acreditado. Los contratos no calificaban el producto en ningún nivel de riesgo, los Folletos informativos no estaban firmados ni fechados por el Banco y en la información fiscal que se enviaba nada se mencionaba sobre los riesgos.

El Juzgador no da credibilidad a la declaración del empleado del Banco quien dijo que se informaba del producto y de los riesgos, se entregaba toda la documentación y incluso se hacían simulaciones. Éste sigue trabajando por el Banco como Director de Oficina y además no hay ningún documento firmado (como prueba de recepción) que pruebe que se entregó esta información. El Juzgador pone de manifiesto, además, que el Banco no solicitara el interrogatorio de los clientes, para, como mínimo, poder contrastar las dos versiones de los hechos.

El Juzgador argumenta que la acción judicial planteada está interpuesta dentro de plazo. El plazo de 4 años de caducidad debe de fijarse cuando el Banco transformó el producto en acciones del Banco, en el año 2012, depreciándose la inversión. En ese momento los clientes se dieron cuenta de que el producto contratado era arriesgado.

Rechaza que las cartas con información genérica, y la información fiscal que enviaba el Banco que no contienen ninguna  información sobre los riesgos sirvieran a los clientes para darse cuenta de que su inversión era arriesgada.

 

 

 

FAGORES: BBS ABOGADOS CONSIGUE QUE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE VIZCAYA ANULE LA COMPRA DE APORTACIONES FINANCIERAS FAGOR REALIZADA POR UNA EMPRESA DE MONTAJES INDUSTRIALES

El Tribunal invalida la Sentencia dictada por un Juzgado de Primera Instancia de Bilbao y condena a BANCO SANTANDER S.A a devolver a la Empresa 996.475 € más intereses, gastos de adquisición y al pago de las costas del proceso

 La empresa está ubicada en Vizcaya y que se dedica a los montajes industriales y construcciones metálicas. Es la empresa más importante de las de su Grupo y una de las principales empresas españolas por volumen de facturación.

A pesar de la envergadura no sólo de la empresa sino ya de la operación contratada,  el Tribunal ha apreciado que los administradores no fueron correctamente informados de los riesgos y características del producto Aportaciones Financieras Fagor. El Tribunal considera acreditados los siguientes hechos:

  • El ofrecimiento del producto partió de una gestora de BANCO SANTANDER S.A, con quien los administradores tenían máxima confianza y con quien siempre trataban cuando realizaban cualquier operación bancaria.
  • La documentación que era exigible que BANCO SANTANDER S.A entregara a los administradores fue prácticamente inexistente, y la poca que se entregó fue cuando presentaron queja a la Entidad. Sin embargo, BANCO SANTANDER S.A estaba obligada a entregar la documentación con antelación suficiente a la contratación. El Tríptico y Nota de Valores no estaban firmados y la Orden de Compra contenía información insuficiente y  con cláusulas de salvaguarda encaminadas a que BANCO SANTANDER S.A se eximiera de cumplir con sus deberes legales de información. El Anexo, que está firmado, indicaba que se trataba de un “Producto Rojo” pero sin que dicha calificación cromática se acompañara de ninguna explicación fácilmente comprensible.
  • Los administradores no son expertos financieros  ni ostentan conocimientos financieros específicos en materia de economía financiera.  Tienen experiencia en la contratación de ACCIONES, sin embargo, la compra de acciones de entidades financieras de prestigio no los convierte automáticamente  en expertos financieros por cuanto su cartera de valores era diversificada y conservadora.
  • El riesgo de quiebra del Emisor (en este caso FAGOR), que precipitó que los administradores perdieran TODO EL CAPITAL INVERTIDO (a pesar de que en el Anexo sólo se informa de una posible pérdida del nominal parcial), en ningún caso es un riesgo universal que cualquier cliente puede conocer sin necesidad de que se le informe de ello. BANCO SANTANDER S.A estaba obligada a detallar todos los riesgos concretos de la operación y especialmente a alertar a los administradores que este producto no estaba cubierto por ningún fondo de Garantía, ni siquiera por BANCO SANTANDER S.A, que es quien precisamente lo estaba comercializando y donde los administradores habían depositado toda su confianza al ser una Entidad solvente y de prestigio.
  • En el ofrecimiento de productos sofisticados y complejos como las Aportaciones Financieras Fagor no puede criminalizarse a los administradores por no haber leído la documentación contractual, máxime cuando no consta la firma en todos los documentos, y la contratación se efectúa en el marco de una relación de confianza y asesoramiento financiero.

Las Aportaciones Financieras Fagor es un producto que no deja de ser parecido a otros productos complejos con los que quizás estamos más familiarizados como las Obligaciones Subordinadas o Participaciones Preferentes. Este producto ha causado un gran revuelo en los medios de comunicación y ha generado un elevado número de procedimientos judiciales.

Este producto presenta múltiples riesgos, a saber, Riesgo capital-rentabilidad, Riesgo suspensión del pago del cupón, Riesgo de amortización anticipada, Riesgo de perpetuidad, Riesgo de tipo de interés, Riesgo de orden de prelación subordinado de créditos, Riesgo de mercado, Riesgo de calidad crediticia, Riesgo de insolvencia y liquidación del emisor, Riesgo de inexistencia de terceras garantías. Cuando las Entidades financieras lanzaron este producto ocultaron todos los riesgos que presentaba, en la mayoría de los casos, ofreciéndolo como un producto similar a un depósito. Se adjunta la Resolución en el siguiente enlace: SENTENCIA

dollar-544956_960_720

IMPORTANTE SENTENCIA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA DECLARA NULA LA COMPRA DE 600.000.-EUROS DE “VALORES SANTANDER”

La Sección Primera ha REVOCADO una Sentencia dictada por un juez de Mataró en la que se desestimaba una demanda que solicitaba la nulidad de una compra de 600.000.-euros de Valores Santander.

El Tribunal considera que los Valores Santander es un producto complejo con riesgo de pérdida del capital inadecuado para un cliente medio de banca. Considera que los clientes a pesar de haber sido propietarios de un grupo de empresas relacionadas con el sector metal y dos inmobiliarias, y haber contratado otros productos con algo de riesgo ( Fondos de Inversión, acciones) no tenían los conocimientos financieros suficientes para contratar un producto de este tipo.

El Tribunal  establece (a diferencia de lo que consideró el Juez de Mataró),  que la cláusula del contrato en la que se decía que el cliente había recibido y leído el Tríptico y que entendía las características y riesgos del producto, no es suficiente para determinar que los clientes conocían el producto ni para entender que Banco Santander cumplió con sus deberes de información y diligencia.

Asimismo, el Tribunal declara que el producto se recomendó por un comercial de la Entidad mediando asesoramiento ( a través de una llamada telefónica), por cuanto se ofrecía un producto que por su complejidad obligaba al comercial a “emitir elementos de opinión”.

Además de que respecto al Tríptico Informativo, el Tribunal crítica que las explicaciones son insuficientes, confusas y minimizan los riesgos del producto.

Esta Sentencia es importante porqué refuerza la posición mantenida por el despacho BBS ABOGADOS de que los Valores Santander no dejan de ser otro producto sofisticado y de funcionamiento complejo que Banco Santander comercializó masivamente a clientes minoristas para captar fondos ( en este caso para comprar un Banco extranjero), y que el procedimiento de colocación, el presupuesto de su emisión y la forma de comercialización se asemeja a otros productos como las Obligaciones Subordinadas, las Participaciones Preferentes y los swaps muy conocidos en los Juzgados y que han corrido la misma suerte. Esto es, con prácticamente todas las Sentencias  declarado nulas las compras.

004818e.jpg

NUEVA SENTENCIA DECLARANDO NULIDAD VALORES SANTANDER

El Juez de Primera Instancia nº 1 de Mataró ha estimado una demanda presentada por BBS Abogados por la que solicitábamos la nulidad de un contrato de VALORES SANTANDER por importe de 25.000 € y  que se condenara a la Entidad BANCO SANTANDER a asumir las costas del procedimiento.

En la Sentencia se declara que a pesar de la “montaña de papeles” que ha aportado BANCO SANTANDER en el procedimiento judicial, en ningún momento se ha acreditado que el Tríptico y Nota de Valores se entregaran a la clienta por cuanto el único documento firmado por ella es un contrato ” de contenido anormal e parco de información”. La Entidad tampoco ha aportado el documento de conversión de los valores a acciones de la Entidad donde debería constar en que fecha se produjo el canje, y cual era el valor de la acción.

A pesar de que en el contrato BANCO SANTANDER expresamente hacía constar que la clienta había “recibido y leído antes de la suscripción del producto el Tríptico informativo” lo cierto es que el Juez ninguna importancia da a esta cláusula.

El Juez argumenta que sirve de “autoprotección” para BANCO SANTANDER que utiliza esta cláusula para omitir voluntariamente las características y riesgos del producto sin dejar constancia escrita en el contrato. El Juez reprocha a BANCO SANTANDER la multa grave que le ha impuesto la CNMV para cometer irregularidades en la comercialización de este producto.

El Juez insiste en que es imposible que el empleado que ofreció el producto a la clienta  y quien declaró como testigo dedicara ente 15 y 20  minutos para explicarle el funcionamiento del producto y que ella pudiera entender el alcance de lo que estaba contratando cuando  según dice a él le ha costado horas entender la compleja operación. Además el  empleado reconoció que en estos 15 minutos también tuvo tiempo para explicarse otros productos que la Entidad estaba ofreciendo en aquel momento, siendo entonces evidente que ni de lejos dedicó 15 minutos plenos para explicar el producto a la clienta.

Adjuntamos la sentencia aquí.sentencia-valores-santander

Si contrató VALORES SANTANDER sin recibir información sobre los riesgos del producto, puede contactar con BBS ABOGADOS para que analicemos su caso y estudiemos la viabilidad de interponer una demanda judicial. Tiene tiempo hasta OCTUBRE DE ESTE AÑO. De no reclamar antes de este mes, perderá la oportunidad de hacerlo en un futuro, pese a existir posibilidades altas de que la reclamación judicial prospere.

NUEVA SENTENCIA DECLARANDO NULIDAD VALORES SANTANDER

El Juez de Primera Instancia nº 1 de Mataró ha estimado una demanda presentada por BBS Abogados por la que solicitábamos la nulidad de un contrato de VALORES SANTANDER por importe de 25.000 € y  que se condenara a la Entidad BANCO SANTANDER a asumir las costas del procedimiento.

En la Sentencia se declara que a pesar de la “montaña de papeles” que ha aportado BANCO SANTANDER en el procedimiento judicial, en ningún momento se ha acreditado que el Tríptico y Nota de Valores se entregaran a la clienta por cuanto el único documento firmado por ella es un contrato ” de contenido anormal e parco de información”. La Entidad tampoco ha aportado el documento de conversión de los valores a acciones de la Entidad donde debería constar en que fecha se produjo el canje, y cual era el valor de la acción.

A pesar de que en el contrato BANCO SANTANDER expresamente hacía constar que la clienta había “recibido y leído antes de la suscripción del producto el Tríptico informativo” lo cierto es que el Juez ninguna importancia da a esta cláusula.

El Juez argumenta que sirve de “autoprotección” para BANCO SANTANDER que utiliza esta cláusula para omitir voluntariamente las características y riesgos del producto sin dejar constancia escrita en el contrato. El Juez reprocha a BANCO SANTANDER la multa grave que le ha impuesto la CNMV para cometer irregularidades en la comercialización de este producto.

El Juez insiste en que es imposible que el empleado que ofreció el producto a la clienta  y quien declaró como testigo dedicara ente 15 y 20  minutos para explicarle el funcionamiento del producto y que ella pudiera entender el alcance de lo que estaba contratando cuando  según dice a él le ha costado horas entender la compleja operación. Además el  empleado reconoció que en estos 15 minutos también tuvo tiempo para explicarse otros productos que la Entidad estaba ofreciendo en aquel momento, siendo entonces evidente que ni de lejos dedicó 15 minutos plenos para explicar el producto a la clienta.

Adjuntamos la sentencia aquí.SENTENCIA VALORES SANTANDER

Si contrató VALORES SANTANDER sin recibir información sobre los riesgos del producto, puede contactar con BBS ABOGADOS para que analicemos su caso y estudiemos la viabilidad de interponer una demanda judicial. Tiene tiempo hasta OCTUBRE DE ESTE AÑO. De no reclamar antes de este mes, perderá la oportunidad de hacerlo en un futuro, pese a existir posibilidades altas de que la reclamación judicial prospere.

BBS Abogados consigue nueva Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona dando la razón al cliente por la negligente venta por parte de BANCO SANTANDER de “VALORES SANTANDER” y Participaciones SOS CUETARA.

La Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 13ª, en Sentencia de fecha 28 de mayo de 2015, vuelve a dar la razón a BBS Abogados, y confirma la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 46 de Barcelona, la cual nos daba también la razón al caso particular, declarando la nulidad de las órdenes de compra de varios Valores Santander, así como de Participaciones Preferentes de SOS CUETARA.

El cliente, fue convencido por su asesor de confianza, de la entidad Banco Santander para adquirir, en varios momentos distintos, los llamados “VALORES SANTANDER”, y asimismo, también varias Participaciones Preferentes de la emisora “SOS CUETARA”.

A mayor abundamiento, se facilitó al cliente para la ocasión, y para no verse afectados por cambios en su tesorería, de dos préstamos pignorados, para poder adquirir los productos mencionados, alegando que ambos gozaban de total seguridad y que, a su vencimiento, recuperaría la inversión con el interés generado por las mismas.

El cliente había adquirido parte de su patrimonio, por una indemnización recibida a consecuencia de un ERE, así como de la venta de una finca recibida por una herencia, siendo el perfil del mismo cliente de la entidad durante más de 35 años, en el momento de la compra de los productos, a las puertas de la jubilación.

Contrariamente, como es bien sabido por todos, las participaciones de SOS CUETARA se canjearon por acciones, y asimismo también los llamados “VALORES SANTANDER”, viendo el cliente cómo la inversión sufría una pérdida del capital desembolsado de más del 50%, y todo ello con unos préstamos pignorados a los cuales debía seguir haciendo frente.

El presente caso es enormemente flagrante, y evidencia una vez más “el hacer” de Banco Santander en la comercialización de estos productos.

La enorme confianza del cliente con SU entidad y Oficina de confianza, hicieron que el cliente accediera a la contratación del producto creyendo ciegamente en que se trataba de una inversión segura.

Banco Santander NUNCA facilitó al cliente ninguno de los documentos que se exigen a la hora de comercializar dichos productos, y en concreto no fue entregado ni el TRÍPTICO, ni la NOTA DE VALORES, ambos documentos publicados ante la CNMV, y los cuales deben llevar aparejada la firma del cliente.

Los únicos documentos que fueron entregados al cliente fueron las órdenes de compra de los productos, esto es, una página redactada escuetamente en su anverso y reverso, con una breve descripción del nombre comercial del producto, y con cláusulas estereotipadas de exoneración de responsabilidad, del estilo por todos conocido como “El cliente ha sido informado…”, o bien “el cliente manifiesta que…”.

A parte de todo lo anterior, Banco Santander manifestó su oposición a ser responsable de las participaciones de SOS CUETARA, alegando que solamente había actuado como intermediaria del producto. De esta forma, la Sentencia de la Audiencia Provincial se manifiesta al respecto en los siguientes términos:

“intervino como intermediaria y comercializadora en la negociación de los contratos; y acuden a ese Banco con el que trabajaban y por la persona con quien tenían confianza”

De esta forma, la Sentencia de la Audiencia Provincial considera que por todo lo anterior, existió un Asesoramiento Activo por parte de Banco Santander en el ofrecimiento de ambos productos:

“En orden al “asesoramiento” negado por la demandada, la Sala llega a la conclusión de que existió un asesoramiento activo por  parte de Dª. —- (empleada Banco Santander) ex art. 63 LMV, de forma que no se limitó a comercializar”. 

De esta forma, se manifiesta la Audiencia Provincial sobre la información suministrada al cliente:

“Sin embargo, la única información que consta, es las órdenes de compra, extremadamente escuetas, sin referencia a las características de la emisión y sus riesgos, no constando la entrega de folleto alguno explicativo de la emisión  o de las aludidas notas de valores registradas en la CNMV, ante unos clientes de perfil conservador y minorista, que tenía contratados productos “de perfil conservador” o “verde” como manifiesta la  —- en su testifical” .

S_280515_BANCO SANTANDER_AP13_BARCELONA_confirma_03032014_JPI46_BARCELONA_VALORES DEL SANTANDER _PARTICULAR